Nadie sabe qué decir
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mouse Navigator
Últimos temas
» Sous la pluie
Vie Sep 14, 2012 4:13 pm por Janis-Kagamine

» Bleach
Lun Sep 10, 2012 7:05 pm por Janis-Kagamine

» Sky-Blue
Lun Ago 27, 2012 6:51 pm por Janis-Kagamine

» Koizora
Miér Ago 01, 2012 3:43 am por florash

» Paradise Kiss
Miér Ago 01, 2012 3:41 am por florash

» Por siempre Sola
Miér Ago 01, 2012 3:23 am por florash

» Léiriú
Sáb Jul 21, 2012 6:17 pm por Seymi

» Aoharaido
Lun Jul 02, 2012 2:50 pm por Seymi

» Last game
Dom Jul 01, 2012 10:33 pm por Seymi

»  Inu X Boku SS
Dom Jun 17, 2012 4:12 pm por Seymi

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Miér Oct 17, 2012 7:09 pm.

Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por E_clipse el Mar Ago 16, 2011 2:52 am


Resumen:

AMOR, RENCOR , MENTIRAS Y ERRORES

AMOR

El ultimo año de preparatoria....
Nuestro ultimo año, quien diría que pasaríamos por tanto este año.
Que lo conoceríamos y cambiaria nuestro mundo
Que nos envolvería en sus mentiras
y nos lastimaría tanto.
Que tu te enamorarías de el.
Que te alejarías tanto de mi
Que me mentirías...


Nick, tu amor, casi imposible y mi problema constante
Issen, tu rival Incansable y mi aliada certera.


Justo nosotros tuvimos que implicarnos con ellos.




RENCOR


**** Jhenny *****

Una sonrisa sarcástica se dibujo en su rostro perfecto y su mirada fulminante me recorrió por completo
Lo mire indignada, mientras que unas cuantas lagrimas de rabia se escapaban contra mi voluntad.

HOY, por lo menos hoy, quiero decirlo todo ...

Como caí tantas veces en tu juego, como te he amado con locura y he dado todo lo que podía dar....

uizás eso fue la peor parte, que siempre era la que daba y perdía y tu el que tomabas y vencías.
AuNque siempre te haya dejado ganar. Nick. No esta vez.




MENTIRAS

***** Nick *******

- no lo se – emitió una voz demasiado conocida para mi, al otro lado del arbusto.

- Jheny- deje escapar en un susurro casi inaudible. Me paralice. Era cierto. A menos de que Jheny se hubiera vuelto demente y hubiera empezado a hablar sola; ella se encontraba acompañada y podía adivinar acertadamente con quien.

- Piénsalo mejor – susurro persuasivo una voz masculina. La voz de Nick.

No. Yo era el demente , por creer que ella era feliz conmigo, por siquiera esperar que ella no lo vuelva a ver, por creerle...

Por tragarme todas sus mentiras.

Nick se acerco lentamente hacia ella , agarrándole de la cintura, mientras que ella permanecía quieta. Lo detuvo ... y pronuncio un tímido “ espera” , seguido de un pequeño silencio e intercambio de miradas significativas.
Cerré los ojos. De que sirvió que ella me regalara esa minúscula esperanza, si después lo besaría , como lo beso... Como jamás me besaría a mi.





ERRORES


****** Max******

Recuerdo que uno de esos días, en que mi corazón se sentía mas herido y que el tiempo libre me había obligado a pensar mas de la cuenta, la alcance antes de que se vaya y luego que ella me abrazara con ternura, tuve que apartarla y mirarla a los ojos “realmente eres tu? ” grite en mi mente.... "¿ Que pasa?" susurraste. ¿que podía decirte?
Quien pensaría, que el destino habria guardado esto para nosotros; por que justo tuvimos que conocerlo a el, por que tuviste justo que fijarte en el; por que ... convertiste mi corazón en un andrajo lleno de cicatrices; por que justo tu, tuviste que mentirme cada vez que podías y por que justo yo me enamore de ti.



*Género: Drama & Romance
*Categoría: Fanfic Original
*Advertencias:Ninguna. Pensar
*Nota:: Esta es mi historia favorita. En mi cabeza esta terminada pero en Word faltan algunos capitulos.

avatar
E_clipse

Mensajes : 40
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por Hikari14 el Mar Ago 16, 2011 2:57 am

OwO....chica...que resumen-!!!! me has dejado intrigada!!! estoy deseando que pongas el primer cap!!! y gracias por comentar en mi ficc...xP bss y xao


Si crees que lloro por ti, estas equivocado......lloro por mi, y por este inmenso fallo...



Clubs
Spoiler:


avatar
Hikari14
Co-Administradora
Co-Administradora

Mensajes : 131
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por Jesho el Mar Ago 16, 2011 3:37 pm

Rogando Rogando Rogando Nooooooooooooooooooooooooooooooooooo' No puedes dejarlo así! Yo quiero mas , mas Rogando quiero primer cap



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

holaaa::

Mensaje por E_clipse el Miér Ago 17, 2011 1:48 am

*---* Gracias por los comentarios y espero no decepcionarlo Contento
Decidi que como el primer capitulo es muy largo ( mas de 3000 palabras, sin contar con el prefacio)
que por esta vez les pondre el prefacio y la descripcion de uno de los personajes ^^
lo ultimo lo hare luego de cada capitulo para que poco a poco vallan conociendolos =)
Espero les guste ByeBye

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

JHENNY BROOKE
[img][/img]
Jhenny Brooke, la chica en torno a cual gira la historia.
Tiene un carácter por lo general dócil, por lo que es fácil llevarse bien con ella, no suele enfadarse o ser explosiva (aunque quizás solo con Nick).
Es muy observadora, minuciosa y sensible (sobre todo con Max)
Sus mejores amigos son en primer lugar: Max y en segundo: Gema, Caín y Lucas.
Rasgos de su Personalidad: Tranquila, relajada, un poco tímida, sincera, de mente abierta y muy compresiva.
Colores Favoritos: Azul y Magenta.
Comidas Favoritos: Canapes de queso, lasaña y por lo general diversas pastas.
Postres Preferidos: Pey de Fresa y mora, Mouse de lúcuma con chocolate y el pudín.
Datos Personales: Su madre murió dándola a luz, por lo que siente un especial cariño por el asombroso parecido entre ella y su madre.


** eso es todo seguiré cuando avance mas la historia **


/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*
PREFACIO







Estaba sola.







Sola… y no solo eso.






Por primera vez en mi vida me sentía realmente sola, sola contra el resto del mundo, sola en una completa oscuridad, sin salida, sin ninguna ayuda y sin ninguna esperanza… ni siquiera podía luchar.






Dolor, tristeza; se quedaban cortos al describir lo que sentía.






Miedo. Quizás eso se acercaba.






Realmente todo estaba perdido. Para mi todo había acabado.







Se fue… se fue, solo eso. Tan simple como que no volverá.







Lo siento, lo siento mil veces.







Se fue y es mi culpa.









Se fue…






avatar
E_clipse

Mensajes : 40
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por SerenaTsukimino el Jue Ago 18, 2011 12:58 am

-_O como solo eso??? naaaaa.... y lo demas??? subi pronto!!! me gusto mucho!!
avatar
SerenaTsukimino

Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

=/ lo sieeeentto

Mensaje por E_clipse el Sáb Ago 20, 2011 4:06 am


waaa lo siento esperaba subir inmediatamnete el primer capi pero se me complico mucho..
me explicoo sucede que estoy un poquito castigada Pensar que significa .. ya me explico
significa que hice una idotes y estoy completamente castigada pero como no lo tomo en cuenta Mujajaja
Aqui les dejare el primer capitulo yy insisto espero no decepccionarlosss =/

GRACIASSSSS!!!
avatar
E_clipse

Mensajes : 40
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CAPITULO 1: Primer Encuentro:_ (Jhenny Brooke)

Mensaje por E_clipse el Sáb Ago 20, 2011 6:14 am


Escribiendo Pensar Confundido

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*
1. PRIMER ENCUENTRO:_

Jheny Brooke



Caminaba al lado del amplio patio de fútbol de la prepa, por alguna razón estaba atestada y todos estaban mirándome.

No sabía por que pero estaba asustada, les devolví la mirada aterrada, sus rostros eran hostiles y llenos de rencor. Seguí avanzando y sus miradas aun me seguían cada vez mas intensas. Sentía como aparecía en mi frente unas gotitas de sudor frió y mis músculos entumecidos, me dolían amargamente. Respire agitada.

El reloj de la prepa empezó a sonar más monótono de lo habitual, lo escuche paralizada, como si comprendiera que había llegado la hora, como si entendiera de pronto, que era el fin. No podía moverme, no podía gritar, por lo que tan solo quede de pie paralizada, mientras que los rostros hostiles impugnados de odio, se acercaban a mí, cegados por la rabia. Retrocedí, moviéndome al fin.

Sonó la tercera campanada y esta se trasformo en un sonido diferente, mucho mas agudo y a menor distancia de mi oído.
Un sonido como el de una alarma, lo cual me obligo abrir los ojos de golpe, en la realidad de mi habitación.

Me senté de un brinco, tocándome la cara y los brazos, con la ansiedad que me dejo la pesadilla.

Estaba agitada, helada y sudando frío.





- diablos – susurre dejándome caer de golpe en la cama.



Llámenme supersticiosa o cobarde, pero despertar con una pesadilla el primer día de clases, no podía significar nada bueno. Mire a un lado de la cama, en mi mesa de noche una bailarina danzaba sobre una base de porcelana delante de un reloj perla que indicaban las 4 y media de la mañana y el día ( ) ... suspire, habría jurado que la alarma la había puesto a las 6 AM.

Bostece, demasiado agotada para levantarme, pero aun mas asustada para volver a dormir.

En realidad no era como si visualmente el sueño hubiera sido tan terrible, era más bien la sensación de angustia, de desesperación profunda, lo que causaba el miedo.

...

Mire de nuevo el reloj, ahora debía empezar a arreglarme.

Me levante dirigiéndome a la derecha donde una puerta doble adornaba la pared, la abrí conduciéndome al interior en un lujoso baño de tamaño descomunal, en la que resaltaba sobre todo una tina inmensa, echa de fino mármol con peldaños del mismo material. Camine hasta la tina y deje correr el agua, demoraría así que entre tanto regrese a mi recamara y a continuación me introduje en una habitación mas pequeña que la principal, la cual se ilumino en cuanto entre.

Por lo general pensaba que todo este lujo no era necesario- me reí- y entonces entraba a este armario y el pensamiento desaparecía momentáneamente.

Aunque no era más que una habitación, estaba arreglada de tal modo que no tenía nada que envidiar a alguna pequeña boutique.

Avance despacio, hasta el ropero de la ropa de media estación, el primer día siempre podías ir sin uniforme. Lo que era una oportunidad difícil de rechazar. Me desvestí tirando mi pijama sobre una silla tapizada y amplia, abrí el ropero, estudiando su contenido debidamente organizado. Y finalmente escogí una falda corta gris y un polo palo rosa con detalles en negro.

Sonreí observando la combinación que había logrado. Regrese hasta el lujoso baño justo a tiempo para evitar que el agua rebasase y me dispuse a tomar un baño.





Agua caliente.

Nada que un baño caliente no cure.

Por que en ese instante, en este instante eterno, era solo yo, Jheny, sola, siendo juzgada como persona, no habían prejuicios, ni dinero, ni apellidos ostentosos, ni poder, ni protocolo, ni mentiras, ni siquiera las pretensiones de mi padre, ni mi futuro trazado, ni su ausencia... era solo yo, mis dediciones, sus consecuencias y mis deseos. Mis propios deseos.



Y así paso un rato en el que me bañe inconscientemente perdida en pensamientos que desaparecieron, en cuanto sonó el teléfono inalámbrico a mi lado, me sacudí la espuma de la mano y conteste un poco molesta por la interrupción.



- Que pasa Jheny? – grito emocionada una voz femenina al otro lado del teléfono, apenas conteste.

- eso dijo Gema, te veré en… 40 min. – respondí chequeando el reloj.

- Ehh.... por eso te llamo - Gema - me llamaron del estudio – continuo con emoción

- En serio –grite – genial, ¿qué harás? , ¿fotos?- tantee con emoción. Ambas habíamos asistido a un casting el verano pasado ( yo obligada) y Gema había sido contrada.

- Pues... no se, pero genial ¿no crees?

- Claro!! Parece que te volverás mas famosa. Tienes que llamarme luego

- Lo haré ... ahora te dejo – se despidió

- OK. suerte –termine, cortando.



Me quede sonriendo por la suerte de mi mejor amiga, mi mejor amiga desde hacia ya casi 11 años. Salí de la tina, envuelta en una toalla.

Ahora que lo pensaba exactamente hoy, se cumplían 11 años desde que nos conocimos, el primer día de clases, hace 11 años. En realidad aunque sea solo como un vago recuerdo aun recordaba bien la primera vez que la vi, fue una suerte que nos tocara a ambas en el misma aula y que entonces ella se me acercara y me preguntara si se podía sentar a mi lado. Ella era muy desenvuelta y yo muy tímida y en el instante en que me hablo fue como amistad a primera vista.

Me reí por la comparación mientras tomaba mi bolso negro de cuero y me colocaba un saco largo gris con detalles en negro, que tapaba totalmente mi mini.

Salí, ya completamente cambiada y empecé a bajar apresuradamente las escaleras, era Irónico como siempre me levantaba temprano y nunca me alcanzaba el tiempo ni para desayunar.

- gracias- le dije a una criada mientras tomaba el paquete que sabía bien, contenía mi desayuno, y salía hacia la entrada de la casa.



La luz me cegó, ni bien puse un pie fuera de la casa y por poco tropiezo por la falta de visión, pero seguí caminando, deteniéndome justo a tiempo que un coche plata, se estacionara a mi lado, un hombre algo canoso se bajo, mientras yo entraba en la parte trasera.
El hombre al notar, esto ingreso de nuevo al coche.

- Buenos días Srta. – saludo el hombre.

- Buenos días Tom- salude con una sonrisa.

- Srta. Brooke le recuerdo que mi trabajo incluye abrir su puerta – mientras arrancaba.

- Jheny – refute dulcemente.

- Disculpe?

- Jheny, llámeme así y si lo se –sonreí –hoy no hay tiempo para esas formalidades.

- La llevare en breve Srta.- se rindió el hombre.

- Solo déjame cerca Tom - pedí y es que era aburridísimo, ver como la mayoría de las personas giraban al ver el auto que Tom conducía…



Tom era en realidad el chofer de mi padre y ya que el estaba fuera de la cuidad “para variar”, me lo había designado a mi.

Mire por la ventana que era polarizada por fuera, el sol brillaba en todo su esplendor, pero hubiera sido un gran error no traer un abrigo, a estas alturas.

Aquí el clima era tan peculiar como sus habitantes, incluso en otoño, aquí podía salir un sol cegador de mañana y en la tarde incluso llover. No hablo de gotitas menuditas por 15 minutos, si no de una lluvia tan brava como de tempestad y tan fría que te hiela hasta el alma.

Tom, se detuvo estando a menos de una cuadra del instituto y yo espere a que me abriera la puerta, para darle gusto. El lo hizo de forma elegante y me recordó.



- por favor no olvide que, vendrán a remplazarme en unos días – lo mire triste obviamente no había prestado atención la primera vez que me dijo el motivo de su reemplazo.

- Te iras?- pregunte indecisa. Se rió.

- Como podría, e trabajado aquí mucho tiempo, no podría dejarlo, pero volveré a servir a su padre – sonrío, obviamente le gustaba más conducir para el que para mí.

- Ooh- exclame incomoda, sin realmente saber que contestar - en tal caso mucha suerte. – le grite empezando a caminar.



Pase por el amplio portón de la gigantesca preparatoria SILVERSTONE, robando como siempre, las miradas entusiasmadas de los chicos y furiosas de las chicas que rogaban no verme este año.

Camine como siempre, hacia ese único lugar mío en el amplio prado, bajo el gran roble. No mire a nadie en el recorrido, solía desconectar mis sentidos al pasar entre el resto de alumnos, no es que me creyera superior, solo... así era mas fácil(Además como creerme superior con gente de mi misma posición social o por lo menos cercana, en este instituto solo entraban hijos de ricos empresarios, actores...)

Me senté apoyada en las raíces del árbol, aun pensando en aquel sueño de esta mañana, no era obsesiva pero es que había sido tan real, tan vivido...

Además había sido esa clase de sueños, que siempre te dejan con la sensación de que no has entendido la parte más importante o que te pierdes de algo trascendental.

Sin embargo,… suspiros, jadeos y murmullos ahora del género femenino, me distrajeron de mis pensamientos. Habían llegado los Winner.

Los hermanos Winner formaban parte de mis mejores amigos, los conocía desde siempre. Caín y Max, este ultimo un año menor, pero en el mismo curso y aula que el resto del grupo.

Caminaron al frente mío, mirándome solo a mi, Caín con su picara mirada y Max el mas alto sonriéndome, luego de guiñarme un ojo.

Por mi parte yo, me puse de pie, ya eran bastante más altos que yo de pie, a pesar de mis orgullosos metro setenta. Caín me levanto 10 cm del suelo, a su altura, haciéndome sonreír, mientras que Max me sonreía ampliamente y recogía mi bolso que había quedado olvidado en el suelo.



- cielos, Max has crecido mas –dije agobiada, el se rió divertido.

- no importara mientras aun pueda besarte –susurro acercándose sensualmente, para besar mi mejilla.

- Estoy tan feliz de verlos –dije emocionada y sincera. Caín me guiño un ojo y Max murmuro dulcemente un “te extrañe”. Yo le sonreí admitiendo lo mismo. Este ultimo verano no había podido ver a ninguno de mis amigos.

- Tontos – susurro Caín. Rodee los ojos, por su comentario.

- Por cierto, que paso con Lucas, se esta demorando –dije recordando su puntualidad.

- A si... –dijo Caín recordando – el llego antes, como siempre, pero se entero de que estaba en una aula distinta a la nuestra y esta convenciendo a Richi de que lo transfiera.



Richi o Ricardo era el administrador encargado de distribuirnos en aulas.

- que guapo – escuche murmurar.



Sonreí, aunque estaba de espalda al lugar de procedencia, lo comprendí al instante. Lo había oído millones de veces antes, Lucas debía estar pasando.

Voltee emocionada, para alcanzar a Lucas y abrazarlo, pero me detuve al instante,... no podías abrazar a un extraño.

El chico que caminaba frente a mí, era en verdad apuesto, lo observe de pies a cabeza, era asombroso desde los zapatos lustrosos, el pantalón liso y negro y su camisa desabrochada hasta el comienzo de sus pectorales considerablemente marcados. Llevaba la maleta cruzada a un costado, balanceándose a su lado. Trague saliva ya que por haberlo mirado fijamente no había notado que una chica de largo cabello negro y ojos azules se le había acercado desde algún punto a su costado, hasta pararse a su izquierda y tomarle el brazo. El volteo sonriéndole, pero lo que mas llamo mi atención fue la mirada que intercambiaron ella lo miro mucho mas que fascinada y el... bueno su mirada era mucho mas difícil de leer, pero parecía seducción con algo mas que hacia incapaz que alguien le sostuviera la mirada por mucho. Y así fue como la misteriosa chica volvió su vista al frente, dos segundos después.

El chico indiscutiblemente nuevo, volvió sus penetrantes ojos grises oscuros, a mí. Sonreí sin poder evitarlo. Su rostro también era lindo y muy masculino, estaba adornado por unos labios carnosos y nariz perfilada. Su melena marrón revoloteo salvaje, por su rostro, cuando paso a mi lado echándome apenas un vistazo de interés, sin que la chica de grandes ojos azules se despegara ni un cm. de su lado.



- parece que perderemos algunas fans este año – dijo divertido Max

- así lo creo – me dije a mí misma por lo bajo, aun en algún tipo de trance.



Toco el timbre y me di la vuelta para tomar del brazo a mis dos amigos, con el rostro del chico nuevo aun en mi mente.

En el aula me percate que no solo estaban los nuevos que vi esa mañana si no que también se le había agregado una chica cabello largo y castaño oscuro, otra de ojos celeste y cabello rubio muy parecida a una barbie y un chico pelirrojo con pecas y ojos negros, muy atractivo; el cual me sonrió pícaramente cuando pase a su lado paseando mi mirada por su camisa, demasiada apretada.

Me dirigí a mi asiento avergonzada, Max me estaba guardando un asiento a su lado, mientras Caín se contorsionaba de risa con Lucas que le contaba como había convencido al administrador.

Sorprendí a Lucas con un beso en la mejilla, el se sonrojo de sorpresa, seguro habría pensado que era Gema. Mi apuesto amigo, volteo perplejo, ahora tenia mas largo su cabello, negro azabache y aunque había desarrollado sus fornidos brazos, sus amistosos ojos de color verde petróleo, no habían cambiado. Me senté, sacándome el saco y abandonándolo a un lado.

Max agrego contrayendo sus músculos del brazo y mirando a Lucas “jamás podrás ganarme”

Me reí sin contestar, aunque era cierto. Max interpreto mi risa a su favor y miro a Lucas con superioridad. Este solo rodó los ojos, haciendo ver a Max muy infantil.

Entro el profesor y todos quedaron en silencio en seguida, era clase de historia y probablemente la clase mas aburrida de toda ... bueno de toda la historia.

El profesor miro a todos con cara de pocos amigos y detuvo su vista en el recién integrado grupo de nuevos. Me esperance pensando que haría que se presenten, pero era el profesor Salamandra, a el le interesábamos tan poco que solo los ignoro y empezó su clase sin siquiera presentarse.

La clase, me adormeció lo suficiente para no entender en nada por que Lucas me susurraba.



- 1914 – Lucas.

- Srta. Brooke, no e escuchado su respuesta. – dijo el profesor justo a mi lado.

- Eh – agregué automáticamente – 1914-El profesor se retiro de mi lado decepcionado. Apuesto a que esperaba tener una excusa para bajarme puntos.

- Tiene suerte de que el joven Klein se siente posterior a usted. –agrego.



Rodé los ojos ¿por que era tan amargado?.

Ignore al grupo de chicas que se reían fuertemente, aun asi no pude evitar sonrojarme de vergüenza. Ninguna de ellas perdía la oportunidad de retarme, pero no les daría el gusto. El profesor nisiquiera las callo si hubiera sido yo seguramente me hubiera botado de su aula. De pronto se callaron, me sorprendí y me gire para verlas, normalmente solían reírse como idiotas mucho mas tiempo. Voltee nuevamente preguntándome el por que de esto y sonreí al ver las duras miradas que le dedicaban mis fieles amigos, ahí tenia mi respuesta.

Sentí un escozor, producto de una intensa mirada, mire adelante, todos observaban la clase, menos el chico de ojos grises quien recorría con la mirada la extensión de mi cuello.

Creo que me sonroje aun más por que voltee tan rápido que me despeine y tuve que obligarme a alzar la vista segundos después que el calor producido por su mirada desapareció. Una reacción exagerada ciertamente.

¿Por qué me había sonrojado así? Era guapo, pero jamás me había intimidado el físico de los chicos. ¿Por qué? por que en un momento determinado de mi vida me di cuenta de que eso no tiene mucha importancia. Suena hipócrita ¿no? Pero es cierto hay cosas mas importantes y mas difíciles de encontrar… aunque no puedo negar de que un rostro hermoso y buenos músculos, siempre interfieren en tu decisión.

Mire fijamente mi carpeta, por alguna razón sentía que este chico tenia algo mas que ofrecer que solo su físico. Recordé cuando una hora antes, ni siquiera me había mirado. ¿seria distinto?.





- Clase – pronuncio el profesor, distrayéndome de mis pensamiento- me retirare un momento- se escucha un murmullo general de emoción- y en ese lapso no quiero que NADIE SE MUEVA.- diciendo esto desapareció y en cuanto lo hizo el salón se convirtió en algún evento social. Las chicos caminaban de un lado a otro intercambiado chismes, (incluyéndome a mi)



En seguida me gire, dándole la espalda al salón y enfocándome en el rostro de mis amigos. Como era costumbre Lucas comenzó la practica, pues el siempre tenia algo interesante por contar y justo en la mitad lo interrumpía Caín, Max lo callaba, Caín atacaba a Max, Lucas los distraía de sus peleas, yo me reía de sus bobadas y entonces algo diferente surgió.

- y que hay con los nuevos? – los observamos fijamente.

- Los conocen de algún lado?- pregunto Lucas (el estaba fuera de nuestro entorno social)

- Mmm- pensé- no, los reconocería.- Mire a Max, el negó con la cabeza, ambos miramos a Caín. Él sonrío con superioridad.

- Creo que reconozco a la castaña, Fabiana Miller, sus padres manejan una empresa en Milán. La vi, en la gala de los Clowell – se acerco un poco mas a nosotros- causo bastante revuelo, al parecer la expulsaron de su ultima preparatoria y en la gala se mantuvo alejada de todos, como si nadie fuera suficiente para ella, solo hablo con una persona, Runni (no oí su apellido) es la rubia a su lado. Ellas no hablaron con nadie mas. En cuanto al resto- agrego ahora con voz mas alta- jamás los había visto antes.

- Woow –emitió Lucas- por fin, alguien interesante...



Fije mi vista de nuevo en el grupo, todos se mantenían en silencio excepto uno de sus integrante, Fabiana, que al parecer actuaba de comunicadora para el resto. Entonces me miro disimuladamente y supe que les contaba acerca de mi. El resto no me miro. Ella seguía narrando algo de mi vida que al parecer les resultaba tan interesante. Sentí curiosidad y esta vez el portador de los ojos grises sacio mi interés.

- ... de la actriz.- solo escuche esas ultimas palabras, me miro de pies a cabeza, totalmente descarado sin siquiera importarle que yo lo estaba mirando- en serio? – pregunto como si no pudiera creerlo. La clase empezó a silenciarse y prestarles atención. Sus ojos se cruzaron con los míos e incluso me dedico una sonrisa sarcástica –seguro que es su hija??. – comento supuestamente a Fabiana, pero sus ojos estaban fijos en los míos. La ira me recorrió entera y me puse de pie encarándolo.

- Tu...- le grite con ira, pero no pude continuar, pues al mismo tiempo ingreso de nuevo el maestro y...

- Brooke fuera!

- Que? – pregunte tontamente, sin entender como había llegado a todo esto.

- No entiendes mi español? He dicho FUERA.- que!!!!! Como diablos un maestro de cuarta me hablaba asi.



Me mordí la lengua para no contestarle, me agache guardando mis cosas, mientras que el maestro tomaba asiento en su escritorio y entonces una sola risa, discreta, pero con tanta intención, que me fue imposible ignorarla. Tome mis cartera y camine hacia los malditos ojos grises que me miraban con emoción, se encontraba en primera fila asi que el maestro creyó que caminaba hacia la salida. Me plante frente a el sin saber muy bien lo que haría, no quería armar un escándalo eso no tenia clase.



- Jheny – la voz de Max, calmo mi enojo, lo mire, el se había puesto de pie y me miraba con aprensión. Entendía lo que quería decirme con su mirada y estaba de acuerdo. No era el momento.

- Ey Winner quieres acompañarla.- le reprendió el maestro. Vi a Max levantarse de su sitio.

- De hecho...

- Ya me voy- interrumpí, no podía dejar que Max la pagara por mi.

- te hare pagar- susurre al pasar junto al nuevo.

- Te estaré esperando ...
avatar
E_clipse

Mensajes : 40
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capitulo 2: Conociendote:_ Jhenny Brooke

Mensaje por E_clipse el Jue Sep 08, 2011 5:51 am

Hihi
cuanto tempo sin publicar =( me quitaron el internet :xxx
pero ya recupere la custodia de mi modem y e vuelto Coque

PRIMERO: quiero aclarara algo que tal bvez no parecio muy logico en el primer capi...
Jhenny no hace caso de la burlas de sus compañeras pero cuando el nuevo se mete con el poco parecido con su madre estalla. la razon ella misma lo explicara mas adelante pero queria adelantarelos. Jhenny jamas conocio a su madre y el parecido con ella es lo unico que le queda para imaginarsela o recordarla ...
SEGUNDO: Les dejare la ficha de NICK al final de este capitulo pero la imagen que concegui de Nick, no es muy exacta, solo se parece mas que todo en la mirada picara, bueno eso es todo a leer.

CAPITULO 2: Conociendote:_

- te estaré esperando…


“te estaré esperando” sus palabras se repitieron en mi mente, la iré se incremento, había tanto sarcasmo, en sus palabras, el no creía que cumpliría mi promesa. Pues se equivocaba, si que debía esperarme y bien alerta.



- Jheny- grito alguien tras de mi, me gire reconociendo la voz.



- Max que haces aquí?- pregunte abruptamente. Me miro ofendido.



- Esperaba algo mas de entusiasmo ¿sabes?- me reí, arrepintiéndome por mi descortesía.



- Lo siento, me sorprendiste.- le sonreí.



- No importa, igual responderé tu pregunta, vine para acompañarte a pasar el rato. – sonrío esperando que yo haga lo mismo. “Max, cuando me fui, estaba tratando de que no te ganaras problemas por mí.” Eso intente contestar, pero al final…



- Grandioso! - sonreí y me lamente por dentro. Había sido muy egoísta.



- Eyy- me abrazo- pedí permiso a la enfermería así que esta bien.





Lo mire por un largo tiempo, siempre sabia lo que estaba pensando y siempre podía contar con el. ¿Qué más podía pedir?



*******



Así se paso una hora en la que paseamos riendo y compartiendo anécdotas del verano.



- ya va siendo hora – dijo de pronto Max, luego de ver el reloj.- tenemos juntos la próxima clase. Ya deberíamos ir yendo.



- De acuerdo tú mandas- conteste poniéndome de pie.



- Lo se – contesto el, arrogante.



- Repítetelo hasta que lo creas- le susurre arqueando las cejas, se río divertido. Ya habíamos llegado a las escaleras, cuando un pensamiento rondo por mi cabeza “Q tal le habría ido a Gema.”



- Espera are una llamada- dije deteniendo a Max, toque mi hombre, esperando encontrar ahí el asa de mi bolso, pero no estaba nada. ¿esta en el otro brazo? No.- ¿mi bolso?...



- Que pasa?



- Perdí mi bolso- susurre con un puchero en mi rostro, entonces recordé donde lo me lo había quitado. Lo había dejado en las graderías del campo de futbol.



- Regresare por bolso, adelántate.- dije, comenzando a regresar. Max me detuvo amarrándome el brazo.



- Te acompaño.



- No, llegaras tarde, anda primero y avísale a la maestra por mí.



- Esta bien- contesto avanzando hacia la dirección contraria a mí.



Me apure a llegar hasta las graderías. A esta hora el patio estaba desierto, así que seguramente encontraría el bolso sin problemas.



Ubique el lugar en donde minutos antes me había encontrada sentado junto a Max y ahí estaba. Sonreí, la tome y me gire a punto de regresar, pero un sonido grave me dejo paralizada.



Campanadas, era el reloj de la preparatoria, sonaba cada dos horas indicando el final de clase.



Camine a la carrera, a penas comprendí lo anterior.



Que manera de empezar, pensé irónicamente, revisando el horario que me habían entregado con mis clases, pasando el portón de la prepa. “Química”, susurre. Que suerte que me había ganado a la profe el año pasado.



Subí las escaleras apresurada, varios chicos de 2do me contemplaron cuando pase casi arroyándolos. Doble por un amplio corredor, parando de golpe, al chocar con algo, imagine que seria, algún mueble ya que no se había movido ni un centímetro, a pesar del impacto. Pero ¿que haría un mueble a mitad del pasadizo?



- auu –emití apoyándome en el barandal para no caerme. Para mi sorpresa el supuesto mueble se volteo y me sujeto de los hombros al notarme mareada.



- Estas bien?- dijo una voz masculina preocupada.



- Uh no lose – dije algo mareada.



- Te llevare a la enfermería. – tomándome del brazo.



Levante el rostro incrédula, para mirar el rostro de mi preocupado amigo y luego me arrepentí de haber pensado en el como amigo, el rostro a unos centímetros del mío era la del chico nuevo que había causado mi expulsión de clases de historia. El sonrió burlonamente ante mi reacción y mi expresión cambio de sorpresa a molestia tan rápido, que casi me caí al apartándome de sus brazos y apoyándome nuevamente en el barandal.



- Eh – vacilo al ver mi rostro molesto – creo que empezamos mal.



- Eso crees? – sonreí sarcástica.- que te hizo pensarlo?- pregunte, mirándolo como a un subnormal, lo que no estaba muy lejos de lo que pensaba de el. El en cambio me miro seductoramente… por un momento dude.



- Bien pues- contesto sin inmutarse, manteniendo la mirada seductora- me presentare soy Nick- dijo levantándome en sus brazos, dejándome en forma horizontal y ocasionando que me agarrara impulsivamente de su cuello - El chico que te llevara a la enfermería – continuo ignorando mis gritos totalmente



- Pero que haces? –le pregunte alterada – bájame Ahora mismo.- ordene.



- Bájame, bájame, bájame – repetí agobiada, casi gritando.



- Tranquila, te diste contra la hebilla de mi maleta... –me calle, me había agitado y además quería oír su tonta excusa de la hebilla – eso debió dolor, además –rodó los ojos – ahora estas agitada.- achique los ojos.



- Deja de fingir que te interesa y ¡bájame! –esta vez grite la ultima palabra, pero el seguía avanzando e ignorando lo que decía .



Era tan testarudo!! Parecía incansable. Lo mire con rabia por ultima vez, la gente comenzaba a mirarnos y no seria bueno si me reconocieran. Escondí el rostro en su pecho y decidí quedarme callada, por lo menos hasta que llegáramos a la enfermería.



- a si que por fin te has rendido –susurro, mirándome divertido.



Agite la cabeza negando y mirándolo de nuevo. El se rió suavemente y puso cara de cansancio.



- que desayunaste? Piedras – dijo bromeando. Sonreí fingidamente.



- Pues bájame y yo camino a mi siguiente clase. – conteste sin pizca de humor.



Sonrió, parecía divertirle más de la cuenta mi enojo..., casi le alegraba.



Volví a esconder el rostro en su pecho, sentí sus músculos bastante trabajados, mis manos aun se aferraban a su cuello, aunque ya mas relajados. Lo observe nuevamente, aun mantenía la sonrisa en su rostro. Se estaba divirtiendo de verdad.



Sonreí de igual forma. Quien lo diría.



Así, pues me llevo en brazos hasta la enfermería, roja como un tomate y caliente de la vergüenza, que hacia arder mi sangre. Todo por que al chico, se le había ocurrido, posar en medio de la cancha de fútbol, bromeando en voz alta que el rubor de mis mejillas debía ser por fiebre, incluso había casi gritado “no nos dejes “ tan fingido que era ofensivo.



Lo mire con rabia, si es que acaso antes había sido capaz de compartir su sonrisa, ahora solo podía maldecirlo en silencio.



Observe su rostro mientras entrábamos en el tópico de la escuela, sonreía de oreja a oreja.



El noto mi mirada y mirándome de reojo, trato de disimular su sonrisa. Rodé los ojos, mientras el me colocaba horizontalmente sobre una de las camas. Me senté, apenas el me dejo en la cama y me dedique a observarlo.



El tópico estaba desierto ni siquiera estaba la enfermera.



Otra vez se me acelero la respiración, estábamos solos ¿lo sabia de antemano? No, como podría saberlo ¿que estaba buscando? – pensé confundida.



Nick caminaba de un lado a otro por toda la oficina de la enfermera en busca de algo.



Luego por fin descubrí lo que buscaba, después de 20 recorridos mas, cuando sonrió con triunfo, sosteniendo una pequeña bolsa con hielo.



Lo mire sin entender.



- no crees que exageras –le interrogue, se paro en seco.



- Creo que no sabes como te ves – dijo algo preocupado, caminando hacia mi de nuevo.



Pero ¿cómo me vería?, me aterre ya que el me miraba como si mirara a una persona que acabara de ser atropellada.



Agarre mi bolso y lo revolví, buscando un espejo, lo encontré y lo fui subiendo por mi rostro, observando el reflejo con atención, desde mi mandíbula, mis pómulos, nariz, ojos, y .... Frente. Detuve mi recorrido había encontrado la falla, justo casi al final de mi frente tenia un pequeño corte con una diminuta huella de sangre.



Pestañee, la herida era poco visible aunque parecía que se hincharía después.



- chocaste con la hebilla de mi maleta – dijo avergonzado. Me frote la frente con ahínco, parecía capaz de borrarse, el me detuvo y puso el hielo sobre la herida.



- Se hinchara – susurro.



Había acortado la distancia entre nosotros, para sostener mejor el hielo, por lo que estábamos cerca, demasiado cerca.



Retrocedí, agarrando el hielo, pero sin querer también tome su mano, el no la retiro, por el contrario se limito a observarme fijamente. ¿ Por que no saca su mano?- me impaciente. Estas molesta con el, me recordé; ya que una parte de mi ya lo había olvidado.



- puedo sostenerlo sola – susurre hostil , el hizo una mueca, deslizo su mano y camino hacia la puerta de la enfermería



- gracias... –dije mirando al piso – por traerme. –se encogió de hombros



- después de todo fue en parte mi culpa – lo mire interrogante -.no moverme cuando alguien corre en mi dirección... como podré ser perdonado – dijo sarcástico. Bufe



- si, adiós –le dije fingiendo molestia.



- Adiós Jheny –la puerta se cerro tras de el.




¿Ahora me llamaba por mi nombre? ¿Como lo sabría? Bueno tampoco, era algo muy desconocido, esto había resultado un día de lo mas extraño. Saque el móvil y marque pensativa un número.



- que hay? –contestaron al otro lado del auricular.



- Max –dije con voz alegre.



- Jheny ... que pasa? No apareciste a química –preocupado.



- Así ... pues , me preguntaba si alguien había tomado mi abrigo del salón - susurre avergonzada, el se rió. – parece que lo olvide.



- Si despistada, Lucas esta jugando con el ahora –



- Jugando?– pregunte confundida.



- Si- imito la voz de comentaristas deportivos- y Lucas se la pasa a Caín, Caín la devuelve y …



- Pero que infantil- susurre.-



- y eso que no tienes que verlos- contesto- donde estas?



- Aaaa es una larga historia estoy ….En.la.enfermería.adiós –apreté las palabras tanto, que todo sonó como una sola palabra, antes de cortar.



No podía darle la oportunidad de preguntar que me paso por teléfono, sobre todo por que debía de inventar una excusa antes de que llegara.



Pasaron alrededor de 10 minutos en los cuales planee algo aceptablemente creíble para decir.



Y entonces entro Max, con la preocupación marcada en la cara.



- ¿qué sucedió? – dijo alarmado, estudiándome con la mirada. Yo me sonroje, por la innecesaria preocupación y en el instante olvide la mentira planeada.



- Pues...- tartamudee, apartando el cabello castaño de mi frente – me caí- susurre con inocencia, señalando la vendita que tenia.







Puso un gesto indescriptible y se acerco bastante rápido, agarrandome el rostro firmemente con ambas manos, observando mi frente con atención. Me sonroje, por la cercanía.



- no es .... posible – susurro mas para si – que me hayas preocupado ... por esto –me soltó y puso un gesto de amargura.



- No quería preocuparte …es que regrese por mi bolso y ...



- Jheny – jadeo Lucas entrando precipitadamente a la enfermería - que paso? –pregunto estudiándome del mismo modo que lo hizo Max antes.




Max señalo mi frente entrecerrando los ojos de rabia .



- diablos – susurro – debiste agregar que solo querías faltar a clases – se sentó a mi lado y luego se deslizo hasta quedar echado sobre mis piernas, cerrando los ojos con cara de cansancio .



- no puedo creer , que aya corrido por un rasguño- me miro agrio – tienes idea de toda la distancia por la que me arrastro Max- lo señalo acusante.





El delatado parpadeo avergonzado y me dio un golpecito en la cabeza.



- no te emociones –susurro frunciendo el ceño.







Sonreí divertida y pasé un brazo sobre el hombro de Max y otro sobre el pecho de Lucas.





- gracias chicos, que haría sin ustedes.





Pasaron unos minutos en los cuales nos mantuvimos en silencio sin movernos, hasta que de un momento a otro Lucas se levanto de golpe casi golpeándome.




- Caín – susurro.



- Caín?- pregunte torpemente.



- Es cierto, ahora debe estar disculpándonos de la siguiente clase – me miro inculpándome. – y arrastrando tu saco por todo el campus – se rió por lo bajo.



Fruncí el ceño pero no me atreví a quejarme de nada.



Salimos de la enfermería entre risas y bromas, incluso yo contribuí, con la esperanza de que olvidaran el incidente de la enfermería.



Pensé en Nick , probablemente solo lo habría hecho para molestarme de alguna forma , me distraje de la realidad recapitulando lo que paso, mientras que al pasar por la cancha , sentí el brazo de Max sobre mis hombros, pegándome a su cuerpo, levante la vista a su rostro , pero el no me miraba a mi. Ahora caminaba mas lento y miraba amenazante a alguna parte del campo de fútbol, mire a Lucas el había adoptado la misma mirada asesina, busque el origen de su reacción y la encontré en la esquina derecha del campo, un chico alto con uniforme de deporte me miraba inexpresivo, Nick, miraba fijamente mientras que la chica de largo cabello negro jalaba de su brazo juguetonamente.



Le dirigí una pequeña mirada avergonzada y un segundo después se había apartado de la chica y caminaba hacia otra dirección, sin mirarme.



Lucas y Max volvieron a su paso normal, pero no se relajaron.



- me saca de quicio- dijo Lucas con rabia.



- No vale la pena –susurro Max – se le va acabar la gracia – sonrió con malicia.







Lucas rió macabro, golpeando su palma con su puño. Yo por otro lado me safe, poniéndome delante de ellos.







- no hagan nada chicos-los mire dura.



- De que hablas Jhen – Max.



- No quiero que le hagan nada –repetí.



- Vamos! Solo le enseñaremos a no meterse con los nuestros. – Dijo Lucas.



- No es necesario –refute .



- Diablos! Hace unas horas ... –Max



- Olvídalo – lo mire con mala cara.



- Jheny – Max ahora se estremecía de la rabia. se puso frente a mí.



- No ... hagas ... nada –repetí poniendo énfasis en cada palabra y hablando cada vez mas fuerte .



Max avanzo un paso mas hacia mi , con el, propósito de seguir discutiendo, pero Lucas puso una mano en su hombro.



- Tiene razón –dijo Lucas calmado.



- Que!!!! – interrumpimos ambos al unísono sorprendidos. jamás pensé que se pondría de mi lado .El por el contrario se limito a pasar la vista de uno en uno.



- Le daremos una oportunidad – término diciendo al tiempo que la malicia de sus ojos refulgía ahora más fuerte.




Max sonrió, yo me quede en shock. Ellos... de verdad daban miedo cuando se lo proponían.



¿Qué seria lo peor que podrían hacer? Me estremecí al pensarlo.

Eso si, que no seria algo bueno… claro, para el.


avatar
E_clipse

Mensajes : 40
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por Jesho el Jue Sep 08, 2011 12:41 pm

chan chan! *---* ya me lo leí todito, te quedó tan genial. Sobre todo Jhenny, es tan wuuju! No sé explicarlo. En fin.
Quiero continuación :)



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor, Rencor, Mentiras y Errores

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.