Nadie sabe qué decir
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mouse Navigator
Últimos temas
» Sous la pluie
Vie Sep 14, 2012 4:13 pm por Janis-Kagamine

» Bleach
Lun Sep 10, 2012 7:05 pm por Janis-Kagamine

» Sky-Blue
Lun Ago 27, 2012 6:51 pm por Janis-Kagamine

» Koizora
Miér Ago 01, 2012 3:43 am por florash

» Paradise Kiss
Miér Ago 01, 2012 3:41 am por florash

» Por siempre Sola
Miér Ago 01, 2012 3:23 am por florash

» Léiriú
Sáb Jul 21, 2012 6:17 pm por Seymi

» Aoharaido
Lun Jul 02, 2012 2:50 pm por Seymi

» Last game
Dom Jul 01, 2012 10:33 pm por Seymi

»  Inu X Boku SS
Dom Jun 17, 2012 4:12 pm por Seymi

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Miér Oct 17, 2012 7:09 pm.

¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Lun Sep 12, 2011 9:38 pm


Capítulo 1: Presentaciones (o Discusiones)

Me llamo Amanda González y soy una joven de dieciocho años estudiante de ciencias universitarias. Soy una joven bastante normal… Hasta llegar a un punto. Bah, no es nada, sólo que en los últimos dos años he sufrido un accidente casi cada día. Ninguno ha sido grave pero… ya estoy algo harta de mi aparente mala suerte. Ayer, sin ir más lejos, estuve a punto de caerme en medio de la carretera. Menos mal que un chaval de unos diez años me sujetó, que si no ahora mismo estaría bien plana en la carretera.
De momento, hoy no me ha pasado nada. Abro la puerta de casa después de una jornada de clase agotadora y no pego un grito del susto.
Tirado sobre la tarima hay un crío pequeño. Viste una curiosa ropa blanca manchada de sangre por el pecho. Me acerco con cuidado y el niño abre los ojos con esfuerzo.
- Por fin llegas –murmura incorporándose un poco.
- ¿Cómo te llamas, pequeño? ¿Cómo has entrado? ¿Estás herido? –preguntó sin respirar.
- M… me llamo Gabi. Y no he entrado por ninguna parte, he aparecido aquí.
Miro al niño dudando entre si me está gastando una broma o si está delirando. Gabi se levanta y hace una cosa que me hace pensar que soy yo la que delira: unas alas blancas salen de su espalda y él me mira muy fijamente.
- Eres una alucinación…
- ¡Eh, oye, que yo de alucinación no tengo nada! –grita Gabi.
- ¿Y entonces qué eres?
- ¿Estás ciega o qué? Soy tu ángel de la guarda.
La cosa me hace mucha gracia.
- ¿Y si eres mi ángel de la guarda, por qué tantos accidentes? –río.
- Al menos estás viva. No tengo la culpa de que los que te quieren muerta me pongan obstáculos que me impidan llegar más pront...
Gabi tiembla y se habría caído si no llego a sujetarlo. La mancha de sangre del pecho aumenta.
- Gabi, ¿qué te pasa? –murmuro aterrorizada.
- El jefe de los que te quieren muerta planeaba pegarte un navajazo nada más salir de clase, pero me he interpuesto y el muy asqueroso me ha sellado y me ha pegado el navajazo a mí.
Inclina la cabeza para un lado, dejándome ver una marca tribal gris en su cuello.
- ¿Se nota mucho? Si es casi negra estoy bastante fastidiado.
- Es gris, nada más. ¿Qué significa?
- Que durante un par de días seré casi humano. Me afectarán las heridas casi como a ti.
- Te miraré la herida, aunque no sé casi nada de medicina…
Le llevo al cuarto de baño y saco el botiquín, aunque no me parece suficiente al ver la herida.
- Es sólo provisional. En dos días máximo volveré a ser indestructible –dice Gabi.
- Te das demasiadas ínfulas para ser tan enano, angelito. Oye… ¿tú no serás por casualidad Gabriel, el ángel ese que es de los superiores con nombre de barco?
- Es arcángel, estúpida, y no. Me llamo Gabi, no es ningún mote ni nada similar. Además, no soy tan viejo. Sólo tengo mil años.
Vaya, tanta pinta de crío y resulta que es un viejales.
- ¿Mil años? Eso es ser muy viejo.
- ¿Bromeas? Para los más ancianos yo apenas he crecido. En la jerga de humanos, para que tu limitada mente me entienda, soy poco más que un adolescente –me dice muy despacio, como se hace con los tontos.
- ¡Eh, oye, que no sea como tú no significa que sea imbécil! –grito. ¡Vaya con el angelito mocoso!
- ¿Ah, no? Porque he visto ranas más inteligentes que tú –responde jocoso.
- ¡SERÁS…!
Definitivamente: ¡¿PARA QUÉ QUIERO YO UN ÁNGEL CANIJO Y LISTILLO?! Pero bueno, dado que se ha arriesgado para salvarme, tendré que cuidarlo hasta que vuelva a ser el de antes. Va a ser una convivencia difícil si no lo mato yo antes.
……………………………………………….


Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Jesho el Mar Sep 13, 2011 2:28 am

Interesantísimo Al infinito y más al Me encantó. Yo quiero, quiero, la continuación, por favor Barra



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Mar Sep 13, 2011 12:19 pm

Capítulo 2: Enfermedad Angelical (o Ya se avecina otra pelea)

Esto es increíble. Gabi lleva dos semanas viviendo en mi casa, durmiendo en MI cama y encima SE HA RESFRIADO. Sí, señores y señoras, el angelito de la guardia que se suponía que en un par de días volvería a ser “indestructible” ha caído preso de una enfermedad humana. Vale, por una parte me preocupo, pero…. ¡QUÉ MIERDA DE ÁNGEL GUARDIÁN ME HAN ENDOSADO, ¿NO?! Se suponía que me protegía a mí y aquí estoy, cuidándole como una imbécil.
- Amandaaaaa, tráeme algo de aguaa –berrea Gabi sacándome de mis pensamientos.
- Ya voy, Gabi, ya voy.
Entro en la habitación. Gabi está cubierto de mantas, y tose de vez en cuando. Sé que parecerá extraño, pero juraría que ha crecido desde que le conocí. Le doy el vaso y le tomo la temperatura: ya casi no tiene fiebre. Otra de las pegas de Gabi es que gracias a lo poco que el sello no le quita de sus cualidades de ángel las medicinas humanas no le afectan, así que hemos tenido que sufrir todas las fases de resfriado.
- Gabi, agárrate fuerte, que tengo que mirarte la herida –digo cogiéndole en brazos.
¡Mierda! Al final si que ha crecido. Si antes tenía el cuerpo y el peso de un niño de siete años, ahora estoy llevando en brazos a un crío de diez. Jadeando consigo llevarle hasta la cocina.
- ¿Qué te ha pasado? Has crecido –consigo decir.
- Es una de las características del sello. Hace que mi cuerpo envejezca más rápido de lo que debería.
- Maldito sello… ¿Por qué no me lo contaste?
- Porque lo pillaría antes una piedra. Ya sabes, porque al ser humana no eres muy lista.
Matar. Matar. Mataaaar. Yo mato al angelito este, pienso al quitarle la venda.
- ¡Eh, oye! ¡Deja esas ansias asesinas! ¡Que gracias a mi sigues viva! –murmura Gabi.
- ¿Puedes leerme el pensamiento, canijo con plumas? –digo muy mosqueada.
- Pues… hasta tus ganas de matar, no. Ahora ya sí. El sello se está desvaneciendo.
- ¿Y cuando te cures te irás de mi casa?
- Pues… si, aunque estaré a tu lado para evitar que te hagas daño.
Suspiro. Menos mal, porque en un par de días llegaría… de repente, suena el timbre de la puerta y yo, vendando a toda prisa a Gabi, termino y salgo corriendo a abrir la puerta.
- ¿Qué tal, Amy? ¿Me echaste mucho de menos? –sonríe Eric cuando me abalanzo sobre él y le abrazo.
- Claro que sí, Eric –río cuando me da un beso.
Eric es mi novio desde hace dos años. Estudia Medicina y no lo veo desde hace un par de meses por la cantidad de viajes que tiene que hacer en representación de la empresa de su familia.
- Mi padre me dejó irme antes y aquí me tienes. Te iba a traer flores, pero se me olvidó y lo acabo de recordar al llamar a la puerta –confiesa Eric.
Río. Es tan simpático y tan guapo… tiene unos preciosos ojos azul oscuro, que contrastan con su piel pálida y su pelo dorado. Además, me trata como si fuera la chica más inteligente que conoce, no como cierto mico con plumas que yo me sé. Y siempre me dice lo guapa que estoy, aunque eso no me lo creo demasiado. Quizás sea porque hasta que lo conocí llevaba gafas de culo de vaso, el pelo siempre desaliñado cubriéndome la cara y ropa ancha. Aún así siempre dice que “mi pelo es como una llama viviente” (soy pelirroja) y que “mis ojos rasgados del color de un bosque en otoño son perfectos” (vamos, que tengo los ojos marrones) Algo que nunca dice es que soy de altura perfecta, dado que me enfado muchísimo porque soy algo “jirafa”.
Le dejo pasar entre risas y tonteamos un poco hasta que un carraspeo irritado me recuerda que el enano sigue aquí. Me separo de Eric con un suspiro y miró a Gabi, que está enviando a todas partes señales de que quiere matarle.
- ¿Quién es el canijo? -susurra Eric abrazándome por la cintura.
- Es un chiquillo que me encontré hace unos días. Unos tíos casi lo matan.
- ¡No soy “un chiquillo”! Me llamo Gabi.
- Ah, hola, Gabriel. Yo soy el novio de Amanda –sonríe dándole unas palmaditas en la cabeza.
Veo que se avecina una gran pelea, porque Gabi odia que confundan su nombre con un diminutivo y que le traten como a un crío pequeño. Así que salto con que voy a buscar algo de comer y me escabullo.
………………………………………


Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Jesho el Mar Sep 13, 2011 12:32 pm

Risas Qué se avecinará ahora que Eric, confundio el nombre de Gabi y lo había tratado de pequeño ? Lalalagrimas No puedo esperar!
Continuación, please Salta



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Miér Sep 14, 2011 1:41 pm

Capítulo 3: Semidemonio (o mucho dolor)


----Gabi´s POV-----

En cuanto la jirafa pelirroja cierra la puerta, miro a Eric. De todos los semidemonios que hay en el mundo la boba esta ha tenido que elegir a mi antiguo “compañero de juegos”, por no decir que es culpa de ese que Amanda no pare de sufrir accidentes. No tengo ni idea de por qué la intenta matar y después se hace el novio perfecto, pero bueno es retorcido incluso para ser mitad demonio.
- Cuánto tiempo sin vernos, ¿eh Gabi?
- Quinientos años. Hubiera aguantado incluso más, traidor semihumano.
- ¿Aún molesto por Daila, angelito? Vamos, era una humana, hermosa, sí, pero más vacía que una maceta. No como Amanda, que lo tiene todo.
- Esto… ¿estamos hablando de la pelirroja malas pulgas que me ha tocado como protegida?
- ¡Claro que sí! Me encanta: es bellísima, inteligente, tiene carácter y es algo despistadilla.
- Repito… ¿Hablamos de la misma Amanda?
- Si no lo ves estás más cegato que un murciélago, chiquitín.
- Y si tanto te gusta… ¿Por qué quieres matarla?
- Nunca la mataría, hombre, pero si la uso como cebo para poder cogerte y que resolvamos nuestros problemas… a mi manera –culmina con una sonrisa de lunático.
Se acerca un poco a mí y saca un cacharrito que me suena demasiado. ¿Quién fue el estúpido imbécil que le contó el punto débil de los ángeles? Sí, yo, cuando todavía éramos amigos. Mejor me mantengo lejos del Sello o si no adiós vida inmortal, adiós alas y hola vida humana relativamente corta gracias al puñal que lleva siempre este hijo de su madre. Ya tuve suficiente hace un par de semanas y todavía no estoy recuperado, así que o viene esa jirafa pelirroja psicótica o estoy bien jodido.
Sin darme tiempo a reaccionar, Eric me coge del cuello y me inmoviliza con facilidad. Aplastándome contra una pared para que no pueda escaparme, apoya el Sello en mi cuello, justo donde el anterior empieza a desvanecerse y acciona el cacharro canalizando toda su energía de mala uva hacia mí.
El Sello empieza su labor y entra por cada poro de mi cuerpo destrozando y reprimiendo todo lo que puede. El dolor es tan atroz que no consigo evitar gritar con todas mis fuerzas, aunque sé por la cara de satisfacción de Eric que solo él me oye y que planea hacerme sufrir aún más.
Y no me equivoco: el semidemonio saca el puñal y empieza a hacerme cortes cada vez más profundos y presionándolos haciendo que salga mucha sangre, lo que significa que el sello o está ya en todo mi cuerpo o que el sello anterior no estaba tan erradicado como pensaba. Me estoy debilitado muchísimo, casi no puedo abrir los ojos. De repente, Eric me suelta y salta hasta el otro lado de la habitación. La puerta se abre y Amanda pasa con una bandeja. Oigo que grita y que Eric le está contando alguna de sus mentiras, pero no puedo hacer nada y acabo desmayándome.
………………………………………

Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Jesho el Miér Sep 14, 2011 1:51 pm

¡Nooo! Rogando ¿Qué se cree ese Eric para seguir lastimando a Gabi? Por quéeeeeeeeeeeeee
¡No es justo!, ¡Cómo no se da cuenta del semidemonio que tiene de novio jirafa pelirroja Amanda
Solitario Continuación!
Like



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Miér Sep 14, 2011 7:18 pm

Capítulo 4: Salvadora (o Increíbles Reconciliaciones)

Oh, MIERDA. Gabi ha sufrido una especie de recaída y no sé que hacer. Histérica perdida, echo a Eric y cojo en brazos al ángel inconsciente, que tiembla un poco. Lo primero es vendarle esas herida antes de que pierda más sangre, aunque ya debe de estar en las últimas, pienso desinfectándole las heridas a toda velocidad. Para poder hacerlo, le corto la ropa y voy descubriendo su delgado cuerpo.

Suspiro de alivio cuando al apretar la última venda Gabi se revuelve. Le pongo una camisa y unos pantalones míos que le quedan enormes y lo meto en la cama. Duerme tranquilo, aunque el sello del cuello está más oscuro que antes. Aún es pronto, así que cojo mis apuntes y empiezo a empollar como una loca para los exámenes que tengo en unas semanas.

…………………………………….



Miro el reloj. Son las dos de la mañana y es sábado, así que me planteo estudiar unas horas más y dormir durante el día y recuerdo que Gabi necesitará que lo cuide así que recojo mis cosas de clase y me voy a la cama. Gabi sigue dormido, pero estoy tan cansada que me da igual dormir algo apretada y me meto en la cama. Gabi me abraza murmurando algo como “Daila”, pero está tan fresco que no me aparto y acabo dormida. Antes de caer en el mundo del sueño, se me ocurre la pregunta de por qué de repente Gabi tiene tanta fuerza.

………………………………….



----Gabi´s POV-----



Llega hasta mí un olor de perfume de frutas, parecido al que usaba Daila. Ronroneo, abrazo un poco más fuerte a Daila y me convenzo de que es sólo un sueño aunque intento aprovecharlo al máximo.

- Agh, Gabi, suéltame. Me haces daño –murmura Daila con una voz totalmente diferente a su voz chillona. Es una voz agradable que yo reconozco como la voz de…

Abro los ojos de golpe. Un mechón pelirrojo me hace cosquillas en la nariz, brillando como un hierro al rojo vivo a la luz del sol de mediodía que entra por la ventana. La dueña de ese pelo hipnotizante no es otra que Amanda, que me mira como puede con la cabeza girada.

- Gabi, me alegro que te encuentres mejor, pero me estás agarrando demasiado fuerte –murmura.

Veo que mis brazos la sujetan por la cintura de tal manera que no se puede mover. La suelto enseguida, gritándome mentalmente que como se me ocurre confundir a Amanda con Daila y que no piense nada más allá de proteger a Amanda cuando la mire. Algo que no resultaría muy difícil si no fuera porque ahora se estira justo delante de mí, con el largo pelo pelirrojo brillando y destacando con su piel blanc… ¡GABI, DEJA DE PENSAR ESO! ¡Para ti solo existe la perfecta Daila, no una jirafa pelirroja y loca!

- Gabi, ¿quieres desayunar? –dice ella sonriendo.

Esa pregunta me deja totalmente descolocado. Hasta ahora, Amanda sólo se preocupaba lo mínimo por mí. Lo que pasó ayer debe de haberla ablandado un poco. Pero bueno, tengo muchísima hambre gracias al Sello, que me transforma en humano durante un tiempo. Asiento, y para que después no me venga con que soy un desagradecido esbozo una sonrisa, que hace que se ría, me revuelva el pelo y salga del cuarto.


Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Jesho el Miér Sep 14, 2011 7:48 pm

*---* Yay! Me encantó este capítulo! Yo quería eso, que se enamorara de Amanda Aaaw
Excelentísimo capítulo Lalalagrimas Más porfis! Salta



Camimi Sun Shine}
The Sky is the my limit ##

CLUBS a los que pertenezco:

Talleres:


avatar
Jesho
Administradora
Administradora

Mensajes : 640
Edad : 21

Ver perfil de usuario http://nsqd.activo.in

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Miér Sep 21, 2011 3:05 pm

Siento el retraso ^-^ estos días he estado liadísima -.-

Capítulo 5: Arcángel (o Revelaciones Asombrosas)

Intento serenarme. No es muy normal que el crío que estaba en la cama anoche haya crecido tan deprisa hasta ser un auténtico bombón, pero siendo Gabi tengo que esperarme que le ocurran cosas así. Y nunca reconoceré ni pensaré cerca de él que está buenísimo, porque ya tiene suficiente ego y porque… ¡AMANDA, DEJA DE PENSAR ESO! ¡Se supone que ya tienes novio! Pero… cuando me sonrió… sus rasgos ya perfectamente formados se iluminaron y sus ojos gris oscuro me resultaron tan familiares… sin contar el sedoso pelo castaño que lleva ya a la altura de los hombros…. ¡AMANDA, PARA YA! ¡Por debajo de ese aspecto, sigue siendo el mismo ángel listillo!

Con ese pensamiento, se me pasa el embobamiento y hago el desayuno sin problemas. Parece que Gabi y yo hemos firmado una tregua, porque se traga el desayuno sin protestar aunque sabe que cocino bastante mal y cuando me pongo a estudiar en el escritorio de mi cuarto él coge un libro y se vuelve casi invisible.

Un timbrazo me saca del mundo de las ciencias y consigue que Gabi levante la vista del libro. Abro la puerta y me encuentro a un tío algo mayor que yo y que, aunque parezca imposible, está mas bueno que Gabi y Eric juntos. Eso me hace sospechar.

- Hola. Estoy buscando a un niño de unos ocho años que responde al nombre de Gabi –me dice.

- Umm… ¿quién eres?

- Me llamo Gabriel, y soy…

- ¡Anda, tú eres el tío ese, el ángel con título de barco! –grito cuando se me enciende la bombilla.

- Ah, Gabi ya te lo ha contado, ¿no? –murmura Gabriel mirándome muy raro – veo que no me equivoqué al asignártelo. Estáis igual de locos. Y por cierto, es arcángel, nada de barcos.

- Ah, ya, es que se me olvida –digo abochornada.

- ¿Gabriel? ¿Qué haces aquí? –dice Gabi asomándose por el pasillo.

- No te localizaba y temía que te hubieran Sellado. Así que se me ocurrió pasarme por aquí, pero para no asustar a Amanda he optado por llamar a la puerta.

- Ejem, cierto personaje de aquí apareció tirado en el suelo, dándome un susto de muerte –miro torvamente a Gabi.

Gabriel rió mirándonos con curiosidad mientras empezábamos a discutir. Cuando parece que nos vamos a sacar los ojos, el…esto…eh… arcángel se pone en medio y nos baja los humos.

- Gabi, no creo que estés para pegarte con tu protegida. Ese sello tiene mala pinta… Te han atacado más de una vez en menos de dos semanas, ¿verdad?

- Pues…

- Eso lo interpreto como un sí. Ese semidemonio, Eric, vuelve a las andadas ¿verdad?

- Eh… Creo que deberíamos hablar en privado, Gab… -empieza a tartamudear Gabi.

- Oh, ¿qué pasa, enano? ¿No le has contado a Amanda que el que la ha intentado matar era amigo tuyo? Además, ayer estaba por aquí cerca.

Gabi resopla mientras que yo empiezo a unir todos los cabos sueltos. Según Gabriel, el tío que intenta matarme se llama como mi novio. Además, empecé a tener accidentes un poco después de empezar a salir con él, algo que resulta muy extraño. Y como punto final, ayer Gabi sufrió una “recaída” cuando estaba a solas con Eric.

- ¡¿POR QUÉ NO ME AVISASTE DESDE EL PRIMER DÍA DE QUE MI NOVIO ERA UN SEMI-LO-QUE-SEA, ORANGUTÁN CON PLUMAS?! –grito.

- Porque siempre desaparecía cuando yo estaba cerca. Y como que no soy adivino, ¿entiendes? ¿O es demasiado complicado para tu cabecita de humana? –replica usando el tonito para tontos que tanto odio.

No consigo replicar, porque Gabi se desploma. Menos mal que tengo buenos reflejos y lo cojo, que si no se parte la crisma aquí mismo. Gabriel mira pensativo a Gabi y chasquea la lengua.

- Está muy débil, pero al menos sigue vivo.

- Supongo… que tendré que cuidarle yo, ¿no? –gimo.

- Creo que será lo mejor. Así dejareis de tiraros pedruscos cada vez que habláis.

Ya resignada, anoto mentalmente todas las indicaciones que me da Gabriel y dejo que coja a Gabi en brazos y lo lleve a mi cama.

- Oye, Gabriel… ¿puedo hacerte una pregunta?

- Sí, claro.

- ¿Quién es Daila?

Gabriel me mira con cara de no saber donde meterse. Carraspeo, metiéndole prisa para que conteste.

- ¿De dónde has sacado ese nombre? –me pregunta, ignorándome.

- Me ha llamado así Gabi un par de veces mientras dormía. Y responde a mi pregunta.

- Bueno… Daila fue la protegida de Gabi hace algo más de quinientos años. Era conocida por su belleza, aunque personalmente a mí me parecía la muchacha más superficial del mundo.

“Gabi estaba loco por ella. La protegía de una manera casi ciega. Estuvo a poco de acabar siendo humano. Lo malo llegó cuando Gabi se hizo muy amigo de Eric, un semidemonio venido a menos. Eric se ganó la confianza de Gabi, que por entonces era muy joven y todavía creía que Eric era diferente. Gracias a eso, le contó cosas sobre nosotros. Cuando Eric tuvo la información, hizo algo muy rastrero: salió de las sombras y sedujo a Daila. Gabi intentó razonar con Daila, pero lo único que consiguió fue que Daila se juntara más a Eric y que le insultara diciéndole que ella prefería estar con un humano antes que con un monstruo inmortal. Claro que Daila no sabía que Eric no era totalmente humano, pero fue muy cruel. Y un buen día, Eric se cansó de Daila y la mató delante de Gabi. Después de eso, Gabi se volvió más raro de lo que era”

- Pobre… tendría que haberle tratado mejor. Ha sufrido muchísimo.

- No tienes la culpa. Sólo tienes que demostrarle que le aprecias y volverá a ser el de antes.

- ¿Y QUIÉN HA DICHO QUE APRECIO A ESE PAJARRACO CON PIERNAS?

Gabriel ríe y con un destello de luz desaparece, dejándome hablando con el escritorio como una tonta.

Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Vie Sep 30, 2011 7:20 pm

Capítulo 6: ¡Socorro, me ahogo! (o visitante algo inesperado)


Esto ya ha pasado de lo raro a lo megarraro. Ahora resulta que de repente tengo dos compañeros de piso, Gabi y Gabriel. Y encima mi pisito ha crecido en las cuatro horas que he estado fuera. Todos mis vecinos no lo han notado, así que esto ha sido cosa de Gabriel. Bueno, al menos no molesta y siempre me dice algo bonito, no como el mico superdesarrollado con plumas de mi ángel de la guarda. Lo máximo que hemos cruzado desde que se despertó hace unos días ha sido unos gruñidos y poco más.

Con un suspiro entro en el cuarto de baño, que Gabriel ha tenido el detalle de remodelar, dejándolo precioso y enorme. Me meto en la bañera y me preparo para relajarme. Lo cual no consigo, porque Gabi entra corriendo en el baño y se tira dentro de la bañera, aplastándome por debajo del agua. Intento quitármelo de encima, pero pesa demasiado y el esfuerzo me hace tragar más agua de la que soy capaz de soportar y pierdo la consciencia.

……………………………………..



----Gabi´s POV-----



Oh, mierda. Venía a avisar a Amanda de que Eric estaba cerca y voy yo, me resbalo y hago que se ahogue. La saco a toda prisa de la bañera, pero mis poderes de ángel han decidido que es buena hora para irse de vacaciones y no consigo reanimarla. Justo cuando empiezo a desesperarme, aparece Gabriel.

- Gabi, si no puedes usar tus poderes, tendrás que hacerlo a la manera humana. Me gustaría ayudarte, pero es tu protegida.

- ¿Bromeas? ¿No he tocado tan íntimamente a mis protegidos y pretendes que lo haga con la jirafa pelirroja?

- Es tu problema. Recuerda que si muere tendrás que enfrentarte al Consejo. Y después de lo de Daila no están contentos.

Mentando al arcángel tiquismiquis que está a mi lado, me inclino al lado de Amanda. Me doy cuenta de que está… digamos que como se suele estar para darse un baño. Haciendo un esfuerzo para no pensar en ello, empiezo a reanimarla.

………………………………………..



----Gabriel´s POV----



Por fin Gabi se acerca lo necesario a Amanda para que mi plan funcione. Miro como Gabi acerca sus labios a los de su protegida y empieza a hacerle la respiración artificial. Enseguida Amanda reacciona, tosiendo y escupiendo agua. Cuando ya está fuera de peligro, empieza a insultar a Gabi a voz en grito, aunque está vez Gabi se limita a mirar a otro lado mientras le tiende una toalla. Amanda parece darse cuenta de que no lleva nada encima y acepta la toalla.

- Gabi, ve a secarte. No querrás pillar un resfriado, ¿verdad? –digo.

Gabi sale corriendo, pero no lo suficiente rápido, porque veo que está totalmente colorado. Río disimuladamente: sabía que Gabi no era de piedra.

- ¿Qué le pasa al mico superdesarrollado? –pregunta Amanda- Ni que nunca hubiera visto a una mujer desnuda.

- Mas bien no. Nunca ha llegado a convivir con ninguna de sus protegidas como ahora.

- Bueno… yo… -empieza a decir. Sabe lo que le voy a decir, mira que lista es la chavalita. De repente suena el teléfono - ¡Lo cojo yo!

Y si más sale huyendo. Vaya par de estúpidos están hechos estos dos, aunque haré todo lo posible para que estén juntos.

……………………………………….



Después de pegarme con Gabi para coger yo el teléfono, oigo a la última persona con la que querría hablar, además de Eric.

- ¡Amandita! ¿Qué tal con tus nuevas compañeras de piso?

- Bien, mamá, pero… son chic…

- Ay, cuánto me alegro, hija. Oye, que he pensado que esta noche podríamos ir a cenar a tu piso la familia, para ver que tal vas y conocer a tus compañeras de piso.

- Pues… creo que es mala ide…

- Entonces, vale. Nos vemos a las nueve. Traeré un par de de cositas para la cena.

- Pero ma… -y me colgó.

- ¿Me equivoco o tu madre se acaba de autoinvitar a tu propia casa? –dice Gabi.

- Pues si, y ya podemos ir preparándolo todo, porque aparecerá una hora antes. Siempre lo ha hecho, desde mi más tierna infancia.

Me encierro en mi cuarto. ¿Pero que narices he hecho yo para merecer esto? Hace un mes yo tenía la vida resuelta, pero un mico con plumas ha hecho que todo se vuelva del revés. Gimiendo de frustración, corro a pedirle ayuda a Gabriel.

……………………………………………………

Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Bgogil el Dom Ene 29, 2012 11:04 am

Esto... ¿Queda alguien por aquí? Bueno, después de un laaaaaaaaaaaaargo tiempo desaparecida por circunstancias ajenas a mí sigo subiendo mi querido relato aquí :3
Espero que os guste y prometo que no volveré a desaparecer, palabra de loca! :3

Capítulo 7: Cena de locos


- Ay, hija, gracias por invitarnos. Tienes un piso precioso –dijo mi madre.

Miro a mi padre, que pone cara de hastío. Está acostumbrado, pero piensa que mi madre se pasa un poco mucho a veces. Sonrío y empiezo a enseñarles la casa. Les he pedido a Gabi y a Gabriel que se metan en la cocina para que a mi madre no le dé un infarto, así que la cocina es el final del trayecto.

Abro la puerta, dejando salir un olor que hace que mi estómago gruña. Gabi levanta la vista y saluda.

- Ho… -y no puede decir más, porque una montaña pelirroja le abraza como a un peluche.

- Gabi, veo que ya estás conociendo a Anna, mi hermana pequeña –rió.

- ¿Her…mana pequeña? Si es más alta que tú… -jadea cuando Anna afloja un poco.

- Cosas de la genética, mono –gruño.

- Jirafa pelirroja… -me devuelve.

…………………………………



----Gabriel´s POV----



Mientras esos dos idiotas empiezan a pelearse, me acerco a los padres de Amanda, que parecen estar algo shockeados.

- Buenas noches, soy Gabriel, el compañero de piso de Amanda. Encantado de conocerles.

- Per…pero yo creía que Amandita tenía compañeras de piso… -murmura la madre.

- Pues ya ve. ¿Y que te pasa, Anna, para que mires tan fijamente a Gabi?

- Es clavadito al antagonista de uno de mis mangas… es un ángel oscuro y es taaaaan mono.

- Y… ¿Qué es un manga? -murmuro confuso.

- Mejor no la tires de la lengua, Gabriel. Mi hija es una entusiasta de la cultura asiática, sobre todo de novelas no muy apropiadas para su edad… -responde el padre.

- ¡Tengo dieciséis años! ¡Puedo leer eso y encima no os molesto! –chilla Anna.

- ¿Y que me dices de la apuesta que hiciste con Joan? ¿Y de las veces que has intentado sacarle una foto con su pareja desde que tenías doce años?

- Es que… es una oportunidad que no se puede desaprovechar. No todo el mundo tiene un hermano g…

- Anna, calla, que estamos confundiendo mucho a Gabriel. Resulta que nuestro hijo mayor llegará un poco más tarde –cortó la madre, muy nerviosa.- Por cierto, ¿qué te parece mi hija? Porque seguro que sabes que tiene novio…

- Su hija me parece guapa e inteligente y si, sé que tiene novio. Pero resulta que a mí no me interesan las mujeres –digo amablemente.

El padre y la madre soltaron un suspiro de alivio, pero Anna me empezó a mirar de una manera que me hizo imaginar que tipo de lectura era la que tanto le apasionaba.

- ¿Y Gabi? –dice sacando una cámara con una sonrisa malévola.

- Ah, a ese si le gustan las mujeres, pero cuesta hacer que se acerque a tu hermana por decisión suya. Esto que veis es solo el principio.

Después de eso, parecía que la familia de Amanda estaba más tranquila.

……………………………………



Vale. De momento todo va bien. La friki de mi hermanita pequeña de momento no ha retado a Gabi y a Gabriel a morrearse para sacarles una foto que alimente la mente pervertida que tiene y charlo animadamente con mis padres, que hacía ya medio año que no les veía. El día de mi mayoría de edad solo quería un piso para mí sola, y poder escapar de la familia de locos en la que me había criado. Y no, no exagero: mi hermana pequeña, que tiene cuerpo de modelo y alma de friki, hizo que mi hermano Joan a la tierna edad de catorce años saliera del armario y consiguiera enrollarse con todos los tíos que me gustaban pero que no me hacían caso… ¡Y SÓMOS GEMELOS IDÉNTICOS! Por otra parte, mi madre es una obsesa del orden y la limpieza. Creo que hasta el momento mi padre es el único normal en la familia, sobre todo después de que llegara Gabi. Quién, por cierto, ha descubierto que aunque no tenga poderes, puede comunicarse telepáticamente conmigo y no para de insultarme. Le mataré muy despacio cuando los invitados se larguen…

………………………………….



----Gabi´s POV----



Amanda tenía razón. Su hermana está más chalada que ella. Ya me empieza a dar más miedo que Eric, ahí, sentada enfrente de mí en la mesa, mirándome fijamente. Al menos Amanda le ha confiscado la cámara, aunque me ha asegurado que tiene otras dos escondidas.

De repente, alguien llama a la puerta. Amanda se levanta. Vuelve un rato seguida por un joven idéntico a ella, aunque va con unas pintas de haber ido de juerga que tiran para atrás. Anna, al verle murmura algo sobre que tendría que haberse hecho la enferma para sacar buenas panorámicas de Joan con un tal Axel.

- Hola, soy Gabriel, el compañero de piso de Amanda –dice Gabriel levantándose y tendiéndole la mano.

- Encantado… Soy Joan –murmura el joven sonriéndole con una mirada lasciva aún peor que la de Anna.

- Bueno, hermanito… ¿Te hace una apuesta? –ríe Anna sacando una cámara de la bota.

- ¡ANNA! ¡JOAN! ¡NO VÁIS A HACER NINGUNA APUESTA, Y MENOS CON MIS COMPAÑEROS DE PISO! –chilla Amanda pegándole un capón a uno y arrancándole la cámara a la otra.

- Sí, doña Amargada –murmuran los dos regañados.

Empieza tal bronca que a partir de ahora respetaré a Amanda por ser la persona más cuerda que conozco. Yo me volvería loco solo de vivir con su madre, así que no me imagino cómo ha debido de ser su infancia.

Bgogil

Mensajes : 11
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://subcultura.es/user/Bgogil

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Alguien me da un ángel en condiciones?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.