Nadie sabe qué decir
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Mouse Navigator
Últimos temas
» Sous la pluie
Vie Sep 14, 2012 4:13 pm por Janis-Kagamine

» Bleach
Lun Sep 10, 2012 7:05 pm por Janis-Kagamine

» Sky-Blue
Lun Ago 27, 2012 6:51 pm por Janis-Kagamine

» Koizora
Miér Ago 01, 2012 3:43 am por florash

» Paradise Kiss
Miér Ago 01, 2012 3:41 am por florash

» Por siempre Sola
Miér Ago 01, 2012 3:23 am por florash

» Léiriú
Sáb Jul 21, 2012 6:17 pm por Seymi

» Aoharaido
Lun Jul 02, 2012 2:50 pm por Seymi

» Last game
Dom Jul 01, 2012 10:33 pm por Seymi

»  Inu X Boku SS
Dom Jun 17, 2012 4:12 pm por Seymi

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Miér Oct 17, 2012 7:09 pm.

Amor: El Deseo de Todos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amor: El Deseo de Todos

Mensaje por Angel1693 el Dom Nov 20, 2011 10:28 pm

Ficha:

*Resumen:
La historia se centra en la vida de un chico que su vida le aparece aburrida y junto amigos deciden ponerle algo de sabor a las cosas, cada quien con un sueño por cumplir, todo iba bien y sin problemas para los chicos, pero al terminar su secundaria e ingresar a la preparatoria, se dan cuenta que su juventud no la han aprovechado como querían y deciden empezar a pasarla en grande cada día y hacer de su adolescencia un recuerdo maravilloso de su vida como jóvenes antes de que entren al tedioso y laboral mundo de los adultos, su vida ya no será tan pacifica, encontraran y conocerán nuevas personas y amigos, tendrán dificultades y deberán aprender de ellas, el amor tocara a sus puertas pero no todo será dulce miel, tendrán que lidiar con problemas económicos, sociales y amorosos. Siempre habrá algo nuevo que aprender, pero todo esto al final solo les servirá de experiencia para los que les prepara el futuro, pero ¿podrán hacer realidad todos sus deseos durante su corto tiempo de juventud?

*Género: Drama & Romance

*Categoría: Original

*Advertencias: Ninguno

*Nota: ¡Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia!
¡Y actualizare la historia cada fin de semana!
¡Obra Registrada en Safe Creative! Contento
¡Saludos! Mujajaja

Capitulo 1: Un nuevo comienzo:
Capitulo 1: Un nuevo comienzo
Hola, mi nombre es Marcos de 17 años de edad y estudiante que acaba de entrar a la escuela preparatoria al igual que mi hermano menor Damian, estamos por comenzar una nueva etapa de nuestras vidas, sin embargo, hemos notado que hemos pasado la mayor parte de nuestra juventud con la misma rutina aburrida del día a día, seguro saben a qué me refiero, bueno en fin, hemos decidido que en estos 3 años de preparatoria ¡los aprovechemos al máximo!
¡Un nuevo curso empieza y un sin fin de actividades nos esperan!

Hoy es el primer día de clases, me invade una flojera tremenda el levantarme a las seis de la mañana y alistarme para ir a la escuela, al contrario de mi hermano que le vale gorro la hora que llegue a la escuela, el sigue durmiendo y se levantara cuando le plazca, como le envidio esa despreocupación suya, ojala no me preocupara a mi tanto esas cosas, pero no lo puedo evitar, así es como soy, aunque no creo que sea malo ser tan puntal con las horas, en fin.

—Oye ya levántate ya es tarde, son las 6:30 a.m. ¿que no piensas alistarte e ir a la escuela?
—Sí, sí, ahorita, déjame un rato más —dijo bostezando
—Mmm, yo ya me voy, deberías llevar la bicicleta como yo, así no llegarías tarde
—No que flojera contigo, además no me gustaría que me vean que lleve bici a la escuela, sería poco “cool”
—Haz lo que quieras, total no soy yo el que se verá afectado en sus notas
—Jaja ni yo, soy un dios con el estudio, ¡no me pasara eso! —dijo bufón
—Sí, lo dice el tonto que salió con promedio de 7 de la secundaria
—Jaja, ¿¡qué!? ¡Oye! ¡Los profesores estaban en mi contra!
—Y al rato también dirás que los profes de la prepa igual estarán en tu contra
—Mmm ¿quién sabe?
—Bueno ya me voy, ya perdí minutos de mi vida aquí contigo, ¡apúrate! —le dije apresurado

Oh bueno, al menos es relajante el camino a la escuela en bici, y lo mejor es que como llego temprano, la entrada no está saturada de alumnos, todos empujándose el uno contra otro para entrar. Me pregunto si ya habrán llegado Joel y Rafael creo que llegando a la escuela me daré una vuelta por ahí a ver si me los encuentro. Por suerte fue que llegando al colegio me los encontré juntitos

—Uuff, estoy sudando un poco, esa colina sí que dio batalla —pensaba mientras estacionaba mi bicicleta
—¿Qué onda? Te estábamos esperando —me dijo una voz alegre, era Rafael
—¿Estábamos?
—Sí, Joel y yo, ¿eh? ¿Dónde está? ¡Aquí estaba hace unos minutos! Pero que… —dijo irritado
—Jeje, perdón Rafa es que vi a una amiga llegar y fui a saludarla —se escuchó una voz simpática, no era otro que Joel
—¿Ya tienes una amiga aquí? Sorprendente —respondí asombrado
—Seguro debe ser Isabel —intervino Rafa
—¿Isabel? ¿Quién es ella? —pregunté interesado
—Es una amiga que conocí en los cursos propedéuticos, espero quedemos en la misma clase todos, así nos podríamos dar apoyo entre nosotros —contestó Joel con aire de alegria
—A mí me vale como sea, además, seguro tú solo estás viendo quien te pasa la copia en momentos de necesidad ¿verdad? —dije con tono severo
—Jeje ¿Cómo crees? Para nada —contestó irónico
—¡Ja! Te dijeron copión y necesitado —agregó burlón Rafa
—¿Qué? Tú ni digas nada, de seguro se lo ibas a pedir de otra forma ¿verdad? —le contestó alterado
—Yo se lo diré de frente como hombres cuando me sea necesario
—Para ti siempre es necesario —le dije a Rafa irritado
—Sí ¿¡que!? —dijo Rafa molesto
—Mientras vamos a ver la lista de los grupos de clases
—Claro, vamos —contestaron casi al unísono Rafa y Joel

Perdón por la tardanza, pero aquí va una breve presentación de esos dos, uno es Rafael, un vecino que conocí hace como 3 o 4 años cuando se acaba de mudar a mi vecindario, recuerdo que lo invite a jugar consola una vez en mi casa y desde ahí nos hicimos amigos, el otro es Joel, también amigo de infancia de Rafa, lo conocí gracias a él.

Cuando llegamos a la dirección a checar las clases sorprendentemente habíamos quedado en la misma clase, cuando digo quedamos me refiero a mi hermano, Rafa y Joel, la verdad ni yo me lo esperaba pero supongo que así son las cosas, y por como veo las cosas este año seguro será algo movido.

—Jaja ven, ¡les dije que quedaríamos en la misma clase! —dijo Joel con voz triunfal
—Nada, tu solo querías quedar con tu marido Marcos —le respondió Rafa picarón
—¿¡Que!?¿¡Marido!?¡Claro que no! —replicó molesto Joel
—Entonces estas feliz por quedar en la misma clase que Isabel ¿no?
—¿Qué? ¿Isabel también está en nuestra clase? Ni lo había notado —dijo Joel vanidoso
—Nada, si lo habías visto, si hasta brillaron tus ojos cuando te diste cuenta que su nombre estaba en la lista
—¡Nada! —contestó apenado Joel
—Claro, claro, dejen de chachalaquear y vayamos a nuestro salón a ganar asientos antes de que lleguen los demás —interrumpí fastidiado
—Claro —respondieron
—Espera ¿Y Damian? ¿No ha llegado? ¿No deberíamos esperarlo? —preguntó inquietante Rafa
—No, estamos en la misma clase, así que cuando llegue y vea la lista también irá al salón, vamos que está llegando más gente

Lo bueno que llegamos a tiempo, logre ocupar el asiento que quería, el penúltimo a la izquierda junto a la venta, así tendré una vista de la escuela y además tendré brisas de aire para refrescarme, sin embargo nuestro salón está en el segundo piso y con lo que me gusta subir escaleras no es más que un esfuerzo extra que tendré que soportar ,pero bueno, una cosa por otra.

Claro, lo demás fue como en cualquier escuela, llego el profesor, se presento y además de ser el profesor de Biología, dijo que sería nuestro tutor y para mi mal gusto hizo que nos presentemos cada uno de los estudiantes. El resto del día fue normal, solo que por ser el primer día no hubo clases, sino más bien, nos dejaron que andemos por la escuela para empezar a familiarizarnos con ella.

Así pues, sin que me dé cuenta, ya estaban terminando las clases de nuestro primer día de preparatoria, todo iba tranquilo y no había nada interesante hasta ahora. Estaba sentado en mi pupitre pensando en las presentaciones anteriores de mis compañeras pues espero llevarme bien con ellas y recordé que había una que no dijo mucho más que solo su nombre y de que secundaria proviene, casualmente ella se sienta 3 asientos por delante mío, cuando la mire solo por curiosidad note que se veía muy solitaria, todas las chicas ya estaban en pequeños grupos y solo ella era la única que estaba sola, eso me puso a pensar y como daba la casualidad que estaba pasando Rafa le comenté:

—Oye Rafa ¿Qué pasa con esa chica? ¿Acaso no quiere hacer nuevas amistades?
—¿Quien? ¡Ah! ¿Eugenia Méndez?
—Así que es Eugenia, no me acordaba
—Mmm, yo he tratado de hablar con ella y otras compañeras igual, pero parece que las ignora a todas, la verdad no se qué le pasa —dijo con tono decepcionado
—Ya veo
—Bueno, me tengo que ir voy a ayudar con unas cosas en la biblioteca
—Ah, ok, nos vemos luego

Lo que me dijo Rafa me puso aún más a pensar, a primera vista, Eugenia parece una chica linda, castaña, ojos cafés claros, cualquiera pensaría que es una chica con muchos amigos, pero a veces las apariencias engañan.
Aun no me imaginaba porque trataba de evitar a todos, quisiera hablarle pero si ella no quiere hablar con nadie, no tengo porque molestarla así que mejor lo dejo así

Claro eso yo pensaba, las clases habían terminado, ya había recogido mis cosas del casillero y me dirigía a la salida, cuando pasaba una chica tropezándose conmigo, ambos nos caímos, fue poco después que me di cuenta que era Eugenia

—¿Estás bien? Perdón fue mi culpa, no me fije —dije mientras la ayudaba a levantarse
—Está bien no te preocupes
—Déjame ayudarte con eso, vaya ¿libros?
—Sí —contestó casi susurrando
—Vaya ¿Te gustan mucho los libros? Se ve que estudias mucho
—Eso creo, los he pedido prestados hoy, son para que estudie y haga futuras referencias —dijo sin ocultar su timidez
—¡Vaya!, yo soy bueno pero no estudio tanto, en fin, no te vayas a ofender ni nada pero permíteme que te ayude con esto
—No, está bien, no necesito ayuda —dijo apenada
—¡Insisto!
—Bueno, está bien, pero solo hasta la estación, no quiero que causarte molestias
—No hay ningún problema

Y así la antisocial Eugenia me había dirigido unas palabras y me dejo ayudarla a cargar sus libros hasta la estación, no podía perder esta oportunidad para conocerla mejor, así que en el camino estuvimos hablando

—¿Así que necesitas ir a la estación para llegar a casa?
—Sí, vivo hasta el otro lado de la ciudad
—¿Y porque viniste entonces hasta aquí?
—Porque he oído que esta preparatoria es buena
—Ya veo, yo solo la escogí porque me quedaba más cerca de casa oye ¿te puedo hacer una pregunta?
—Dime —dijo con una expresión de nerviosismo en su rostro
—¿Porque tratas de evitar a todos en el salón?
—No es que los trate de evitar, eso solo que…—su rostro parecía tener un aura de soledad
—¿Solo qué?
—No creo que quieran hacer amistad conmigo, todos en mi antigua escuela siempre dejaban de hablar conmigo porque decían que era aburrida, no quiero repetir eso—dijo con una expresión de tristeza
—¡Tonterías! Yo no creo que seas aburrida, más bien me pareces interesante, hay pocas chicas como tú en estos tiempos
—¿Chicas como yo? —preguntó atónita
—Sí, chicas que son lindas y además inteligentes
—¿Linda? ¿Inteligente? No digas bromas—contestó con rubor en su rostro
—No son bromas, es la verdad, eso pienso y por eso si gustas puedes considerarme tu amigo
—… ¿amigo?… a decir verdad, eres el primer amigo que hago en este colegio, espero poder llevarnos bien
—Por supuesto—respondí sonriente —bueno hemos llegado a la estación—agregué mientras asentaba los libros en una gradilla
—Bueno, aquí es donde espero el metro
—Claro, si quieres puedo hacerte compañía mientras esperas el metro
—No tienes porque molestarte—dijo sonrojada
—Eugenia no te preocupes, puedes desenvolverte completamente en la escuela, aquí no hay personas como en tu antiguo colegio, te lo aseguro—dije con seguridad
—Si tú lo dices entonces hare mi mejor esfuerzo para hacer más amigo
—No dudo de ello

Fue entonces cuando nuestra emotiva charla tenía que llegar a su fin, se podía escuchar el sonido del metro acercándose acompañada del típico aviso de la estación informando la próxima parada de aquel transporte público
—Bueno, creo que debo irme ya
—Claro—contesté mientras le devolvía sus libros
—Entonces, nos vemos mañana en la escuela eh…
—Marcos Hernández
—Eugenia Méndez, el gusto es mío—contestó sonrojada —entonces, nos vemos mañana en la escuela Marcos —dijo con tono tímido
—Claro Eugenia, nos vemos mañana
—Adiós— dijo despidiéndose mientras subía al tren

Ahora me daba cuenta, no es que fuera antisocial solo que no tenía la suficiente confianza en sí misma para hacer amigos, tal vez este año no empezó tan aburrido después de todo, logre hacer una amiga, y además es linda e inteligente, ¡seguro es mi día de suerte!

Y así termino mi primer día de colegio, aunque parecía que todo iba a ser como siempre, me topé con esta simpática chica, la conozco un poco mejor y me vuelvo amigo de ella, el año no empezó mal del todo, pero no puedo decir lo mismo de Rafa, Joel y Damian, ellos como aun no se habían familiarizando con la escuela se perdieron un par de veces en ella.
Mañana espero poder hablar más con Eugenia, ¡oh rayos! ¡Los deberes! ¡Me debo apresurar a llegar a casa y hacerlos lo más pronto posible!
Y por si fuera poco me he olvidado de mi bicicleta en el colegio, ya es tarde para regresar por ella, además de que es un largo camino, mejor la regresaré mañana sin falta no creo que se la lleven o ¿sí?


Clubs:



XBL:
[



"Aunque haya hombres que sigan ciegamente la verdad, recuerda, nada es verdad; aunque haya hombres que se dejen cuartear por la ley o la moral, recuerda, todo está permitido."
avatar
Angel1693
Escritor
Escritor

Mensajes : 66
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.